Monday, August 29, 2005

WHAT THA FUCK....?

Una vez más, huí. Huí y no me da pena reconocerlo. Así como preferí aislarme de las mujeres del colegio para no estar envuelta en rollos. Así como me sumergía entre letras... MIS letras, para no enfrentar crisis de identidad que me armaba innecesariamente. Tal cual salí de mi casa a los 19 para "estudiar", cuando en realidad lo que quería era abandonar una infinita soledad que iba a terminar matándome.

Similar a la decisión de vivir en el último piso de un edificio donde mi única compañía eran los rayos de sol que azotaban mi cama y el viento que parecía querer llevarme a otro lugar... a Oz, quizá. Exactamente igual a hace 10 meses, cuando el corazón no pudo más y determinó la distancia sobre el amor convertido en costumbre... así llegué a Bogotá, lugar que creí la solución a mi eterna dependencia. Pero no. Allá también conocí el amor. Como todos, diferente. Como todos, excitante. Como todos, "el que es"... como todos, doloroso.

No sé cuál es mi maldita manía de querer encajar en un cubo, cuando soy un círculo. Nena... ¡NO SE PUEDE! El pasado no se borra sólo porque se quiere, así sea con todo el corazón, con todo el ser. No se es mago para enmendar errores de otros, ni se es millonario para saldar deudas. No es posible arreglarle la vida a otros... mucho menos si no se tiene bien la propia.

Estoy en mi Cali... mi Cali. Pensé que ésa sería la respuesta ahora: estar en mi Cali para sanar Bogotá. Pero no: Bogotá me duele demasiado. Me duelo como mujer, me duelo como trabajadora desempleada... pero me duelo aún más como ser ansioso del amor que no se puede.

Nena... ¡NO SE PUEDE!

5 comments:

ELECTRIÓN said...

Mi Coop, esa eterna condena de tu amor es trágica y dolorosa. Pienso que lastimosamente tienes mucho para dar y eres mucho, por eso te ha tratado mal la vida en cuanto al corazón. Lo importante es que seas fuerte, que no cambies para mal... sigue siendo la Coop que ama verdaderamente, que vuela entre los sueños de sus amantes para llegar al éxtasis total...

Estás en Cali...en nuestro Cali. Lo recuerdas? apesar de lo que muchos dicen vos lo sabes... Cali es nuestro, no lo podemos tomar de una bocanada, así como lo hicimos con Bogotá, así como lo podemos hacer con cualquier ciudad...

Ya verás que esa "maldita" ciudad nos sacará los demonios para poder olvidar... y luego llegarás a acá renovada....

NUNCA olvides nuestra canción... cuando estoy así pienso en ella y pienso en ti y de una me levanto....

Te quiero mucho y nos vemos el viernes... eso si... esperame con un trago de lo que sabemos...

El Chico de la Tapa said...

Doña Cooper por acá se le espera mucho y se le quiere un resto...

Mal Ladrón said...

Si sos un círculo y todo se presenta como un cubo, ¿que más vas a hacer sino escapar? Los que tachan esa opción como algo negativo y cobarde son los que nacieron con molde, supuestos afortunados que viven aferrados a convenciones y discursos y estructuras aburridas. Y eso, en el fondo, es un mayor escape que el de quien simplemente vive. Y ojalá uno se pudiera ir a Oz.
Saludos

AnotherAlice said...

Algunos se sienten aliviados cada vez que salen de Cali. Algunos salimos y llegamos a ciudades que nos hicieron ver a Cali pequeñita y sucia. Pero una vez allá, nos dimos cuenta que Cali, sucia y chiquita y caliente, nos cobija, nos envuelve y nos acoge, especialmente en momentos como ese que vivís. Siempre es bueno preguntarle a las raíces sobre las hojas, a ver si así de pronto se entiende algo. No es huir, a veces es también buscar respuestas en otros diccionarios

Zoom said...

Para mí Cali no es escape. Valoro lo que viví por allá pero soy de Bogotá y la verdad me quedo en mi ciudad. Entiendo un poco por lo que pasas aunque escapar no es que funcione mucho, por lo menos a mí no me sirvió para nada, terminé peor. Saludos!