Saturday, April 15, 2006

ONCE AGAIN...

Otra Semana Santa en la que pasa de todo, menos lo que se piensa o se desea.
En esta oportunidad, una laringofaringitis viral me tuvo en cama de lunes a viernes. Parecido al año pasado... pero entonces fue la Mala Cosa, jajaja!
Aún así, la enfermedad no fue impedimento y cumplí mi cometido: reflexioné.
Una vez más, soy consciente de cuán sola estoy en este suelo y soy capaz de reconocer que lo único que verdaderamente se preocupa por mí y está en alma y corazón... y hasta en cuerpo, pese a los miles de kilómetros de distancia, es mi principio.

Nada más.
Nadie más.

4 comments:

El Cuajinais said...

Y por qué hay tanta distancia entre las dos cosas??

Ya te aliviaste??

Al fin cuándo es que venís??

Jack Atomic said...

Mi Coop te quiero... ahora el enfermito soy yo...

Insisto, falta el link de mi bebé!!!

Muaaaaaa...!!!

]:)

Mal Ladrón said...

No sabés cómo entiendo eso de que el principio esté tan lejos. De que siempre, como si se tratara de la parte más bonita de un mar profundo, esté en el fondo de todo. Y sea, aunque se conozca, tan difícil llegar allá. Tan difícil, mejor, decidir llegar allá.

Jack Atomic said...

Cooper dónde estás??? Te quiero.

Nené.

]:)